Esta pagina también existe en: Italiano Italiano, English English, Srpski Srpski, Lietuviškai Lietuviškai, български български, Magyar Magyar

Los cambios se producen rápido durante esta semana. Está llegando a un importante hito, el final del primer trimestre, lo que significa que los niveles de hormonas comenzarán a reducirse, provocando una disminución de los síntomas del embarazo. También significa que ya puede compartir tranquilamente la noticia sobre su embarazo con parientes y amigos. ¡Emocionante!

A partir de esta semana, su bebe será científicamente definido como “feto”. Es un momento de grandes cambios: el feto está completamente formado, ya tiene todos los órganos, los músculos, las extremidades y los huesos; desde este ahora hasta el nacimiento solo necesita crecer. Ya gira la cabeza. La columna vertebral, los brazos y las piernas son visibles y los dedos de los pies y de las manos  están completamente separados. El perfil se ve claramente. Las uñas de los pies y las manos comienzan a crecer. El líquido amniótico se acumula cuando los riñones del bebé comienzan a filtrar la sangre y eliminar orina. En los músculos intestinales comenzamos a ver los movimientos peristálticos, contracciones de los intestinos durante la digestión de los alimentos. La hipófisis comienza a producir hormonas.

La longitud de su hijo, de la cabeza al final de la columna vertebral, es de aproximadamente 65 mm y pesa 18 gramos.

Su bebé está a punto de entrar en la etapa de crecimiento y maduración, en la que los órganos y tejidos crecerán y se desarrollarán rápidamente.

La semana 12 del embarazo, es la última semana del tercer mes de gestación, lo que significa que está terminando su primer trimestre. La sensación constante de náuseas y cansancio debería comenzar a desvanecerse. Puede descubrir que recupera su apetito y que la idea de comer ya no es tan molesta.

Sin embargo, debe prestar atención a su dieta para asegurarse de no ganar demasiado peso, lo que podría provocar complicaciones como diabetes gestacional, presión arterial alta y dolor de espalda y piernas. De hecho, un excesivo incremento de peso corporal puede aumentar su fatiga.

Este es también el momento en que el riesgo de aborto disminuye significativamente, pero aún así es importante prestar atención a las señales de advertencia que podrían indicar problemas. Estos incluyen: cólicos con sangrado, manchado que dura tres o más días, dolor severo o calambres que duran todo el día.

Si se sintió particularmente cansada durante el primer trimestre, podría comenzar a recuperar energía en esta etapa. Además, puede comenzar a sentir la necesidad de usar ropa más holgada o incluso ropa premamá, ya que su vientre está creciendo para acomodar al feto en su rápido crecimiento.

Mantener su salud física es esencial para su bienestar y el de su hijo. Siga una dieta saludable y asegúrese de tomar todos los suplementos nutricionales recomendados por su médico durante el embarazo. La actividad física regular puede ayudarla a mantenerse saludable durante este período crucial.

La semana 12 puede ser un buen momento para comenzar a hacer ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos vaginales. La realización de este tipo de ejercicios, de hecho, puede ayudarla durante el parto y a recuperar la elasticidad de los tejidos después del nacimiento de su hijo. Si no está segura de cómo realizar los ejercicios de Kegel, hable con su médico. También puede aprender estos ejercicios si participa en algún curso de preparación al parto. Durante el embarazo y posparto , sus hábitos y estilo de vida sufrirán pequeños cambios.

Todas las mujeres se esfuerzan por hacer todo lo posible para garantizar la salud de sus hijos. Trate de mantenerse positiva y haciendo todo lo posible para afrontar mejor los retos de la vida moderna y del mundo en el que estamos. Si lo considera necesario puede ser de ayuda hablar con un  profesional que nos ayude a mantener la situación bajo control, y disfrutar del embarazo.