Esta pagina también existe en: Italiano Italiano, English English, Srpski Srpski, Ελληνικά Ελληνικά, български български, Magyar Magyar, Lietuviškai Lietuviškai

Afrontar el embarazo durante el verano puede ser agotador, de hecho, solo se requiere el minimo esfuerzo para sentirse inmediatamente sin respiración. Con el calor, las piernas están hinchadas y pesadas, y debido a la dilatación del útero que hace que el retorno venoso sea más difícil, hay una sensación de pesadez en las extremidades inferiores. Pero, ¿cómo puede remediarse esto?  Vamos ver algunos consejos…

 

Esto es lo que recomendamos para ayudar a sentirse más cómoda con el embarazo durante el verano:

1) No salga durante las horas más calurosas

Evite quedarse en la playa o salir durante las horas más calurosas del día. El calor pone la circulación sanguínea aún más a prueba. Aproveche este período de paz para redescubrir el placer de la siesta de la tarde en casa, o a la sombra de un bosque fresco.

2) Pies y manos hinchadas, caminar es la solución!

Evite quedarse quieta durante mucho tiempo y generalmente,  evite un estilo de vida sedentario: es muy bueno dar un paseo todos los días. Si está en el mar, es mejor caminar en el agua, preferiblemente en las primeras horas de la mañana.

3) Vestirse con fibras naturales

No a la ropa ajustada de tela sintética, sí a las fibras naturales y vestidos con líneas suaves. ¿Alguna vez has sentido que te quedas sin aire solo porque usas una prenda muy ajustada? ¡Piensa cómo aumenta esta sensación con el embarazo y luego durante el verano, con el calor y el vientre!

4) Al exponerse al sol: proteja la piel con una crema, especialmente en la cara

La primera precaución es tomar el sol de forma gradual y moderada, evitando tomar el sol como un lagarto. El segundo es ir a la playa temprano en la mañana, hasta las 11, y luego regresar a la playa después de las 4 pm: de hecho, en las horas centrales el sol es más agresivo. Tercera regla: siempre proteja la piel con una crema con protector solar alto, especialmente en la cara, ya que es más proclive a manchas.

5) Coma muchas frutas y verduras para reponer sales minerales

Durante el embarazo es más fácil sufrir calambres, porque el magnesio y las sales minerales que absorbemos se usan para el crecimiento del niño. Por lo tanto, es bueno consumir alimentos ricos en magnesio como vegetales, verduras de hoja verde, chocolate.

6) Beba mucha agua, ya que  le ayuda a reponer los fluidos perdidos con el sudor

La comida es uno de los mejores aliados para evitar la deshidratación, especialmente en verano. Una de las frutas más útiles para combatir la deshidratación es la sandía. Contiene 95% de agua y tiene muy pocas calorías (40 por 100 gramos).

7) No a las comidas abundantes

Mejor mantenerse ligera eligiendo comida fresca y haciendo pequeños picoteos durante el día. Los alimentos grasos o los platos demasiado condimentados solo aumentarían la sensación de pesadez del embarazo en verano.

8) Si está en un avión, levántese cada media hora

Aquí está la lista de verificación para aquellos que planean un viaje en avión.

  • Durante el vuelo, recuerde beber. Es bueno para la circulación;
  • Trate de sentarse en un lugar donde pueda moverse y caminar luego a lo largo del pasillo;
  • Póngase de pie a menudo y camine unos minutos cada media hora;
  • Cuando esté sentada, haga movimientos circulares con los dedos de los pies;
  • Abróchese el cinturón de seguridad por debajo del vientre.

9) Haga gimnasia

Excepto en  embarazos de riesgo, se recomienda realizar actividad física durante los nueve meses: mejora la circulación, mantiene el peso bajo control y facilita el parto.

10) El verano es la estación de los sentidos

Si no hay contraindicaciones médicas, tener relaciones sexuales durante el embarazo es bueno. Por al menos dos razones: es bueno para el estado de ánimo de los futuros padres y nos prepara para el parto porque mantiene los músculos pélvicos elásticos y entrenados. Y no tenga miedo por el niño: si la madre está bien, el bebé también está bien.